Martes, 28 Junio 2011 08:33

La importancia de contratar un buen hosting o alojamiento web

El hosting donde almacenaremos la página web es igual de importante que el posicionamiento SEO

El hosting donde almacenaremos la página web es igual de importante que el posicionamiento SEO

El alojamiento web o hosting consiste en buscar una plaza de parking en el ciberespacio para 'aparcar' nuestra página web en ella. O lo que es lo mismo, un servidor donde alojar nuestra creación digital. Al contrario de lo que mucha gente pueda pensar, encontrar un buen servicio de hosting es igual de importante que el desarrollo web o el posicionamiento SEO. Veamos el por qué.

El primer punto a estudiar es el uso que se le va a dar a nuestro site. Si usted por ejemplo vende naranjas de Valencia o servicios de posicionamiento SEO no tendrá las mismas necesidades a la hora de contratar un servicio de alojamiento web dado el perfil de su negocio. El siguiente punto a tratar sería la previsión de internautas que espera recibir ya que dependiendo del nivel de visitas necesitará un hosting más potente. 

Estudiados estos puntos entraríamos a analizar el mercado del alojamiento web que ofrece internet. Cada empresa de hosting oferta una gran variedad de paquetes. Sin embargo, no hay que dejarse guiar por el precio ya que cada uno de ellos tiene unas peculiaridades como el límite de ancho de banda o los 'megas' de alojamiento que nos ofrecerán más o menos ventajas. 

En internet existen ofertas gratuitas de alojamiento web a cambio de colocar banners de publicidad en la página. Este tipo de servicios tiene el inconveniente, a pesar de ser gratuito, de estar diseñado para uso personal. El motivo es que ofrecen una pequeña cantidad de megabytes para almacenar nuestro contenido en la nube, además de no proporcionar una URL fácil de recordar. De nada nos servirá un buen desarrollo web a medida si nuestra dirección es complicada.

A partir de pocos euros al mes ya se pueden encontrar ofertas ideales para empresas. Un buen punto de partida sería localizar empresas de hosting que oferten varios paquetes. Como empresa que inicia sus pinitos en la red podríamos contratar un paquete básico para ver cómo evoluciona nuestra página web. Cuando lleguemos al límite de banda ancha del servicio contratado tendremos la oportunidad de cambiar a uno mejor ya que sabemos que la empresa de alojamiento con la que trabajamos lo ofrece. Si no fuera este el caso, tendríamos que hacer una migración a otra empresa de hosting con la consiguiente pérdida de tiempo y dinero.

Para terminar, destacar la importancia de dos factores a tener en cuenta a la hora de contratar un servicio de alojamiento web: el soporte técnico y la administración de servidores. Dos puntos que trataremos de forma más exhaustiva en los próximos días.